Jueves, Septiembre 20, 2018
   
Tamaño Texto

Desafíos

Institucionales - Institucional Espacio Docente

 

arries


Reir y correr el riesgo de aparecer tonto.
Llorar y correr el riesgo de parecer sentimental.
Extender la mano y correr el riesgo de envolverse.
Exponer tus sentimientos y correr el riesgo de demostrar tu verdadero yo.
Defender tus sueños e ideas ante la multitud y correr el riesgo de perder las personas.
Amar y correr el riesgo de no ser comprendidos.
Vivir y correr el riesgo  de morir.
Confiar y correr el riesgo de fracasar.

Pero los riesgos deben ser corridos, porque el mayor peligro
es no arriesgar nada.
Las personas pueden evitar sufrimiento y desilusiones pero
no consiguen nada, no sienten nada, no cambian, no crecen,
no aman, no viven.
Atrapadas por su libertad, ellas se tornan esclavas de sí mismas.
Solamente la persona que corre riesgos es libre.

Que este nuevo año nos encuentre
Unidos, arriesgando, compartiendo nuevos proyectos
Y muchas alegrías.